Vacuna contra el virus sincicial estará disponible en tres años

Catorce años ha estado trabajando el equipo liderado por el doctor Alexis Kalergis, académico de la UC y director del instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia, en el desarrollo de la primera vacuna del mundo contra el virus sincicial, cepa que afecta a un grupo potencial de 54,5 millones de recién nacidos y niños. “Me motivó desde el punto de vista del interés como científico de poder aportar a la sociedad, tratar de que mi aporte sea transferido, un resultado científico que tiene una aplicación concreta en resolver un problema que afecta a todas las familias en Chile”, comenta el investigador sobre la génesis de la iniciativa en la que ha contado con el apoyo de organismos como Conicyt y los ministerios de Economía y Salud, entre otros.

Kalergis cuenta que la vacuna —que basa su efectividad en ciertos elementos del virus que son responsables de evadir respuestas inmunes de los individuos durante la infección— fue fabricada en Estados Unidos, en una planta certificada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) y que su proceso de patentamiento se inició en 2008. “En el caso de las vacunas, como otros medicamentos, se requieren una serie de evaluaciones clínicas. Y antes de eso, después de haber inventado o creado este producto, viene un proceso de manufactura que requiere ciertas condiciones específicas para ser aprobado su uso en humanos y ese tipo de manufactura no existe en Latinoamérica”, explica.

A la fecha, la vacuna contra el virus sincicial cuenta con varios logros a su haber. Es, por ejemplo, la primera inoculación de este tipo desarrollada por científicos chilenos que fue registrada por el IP, recibió la medalla de oro de la OMPI y, además, fue reconocida por PATH, una institución financiada por la Fundación Bill y Melinda Gates, que apoya vacunas para enfermedades de alto impacto. Junto con eso, la vacuna está en pleno proceso para conseguir la codiciada certificación de la FDA de Estados Unidos. “Eso se demora un tiempo, pero tuvimos ya un preinforme muy favorable, que sugiere que es muy probable que nos den el registro”, adelanta Kalergis.

El investigador agrega que todavía quedan ciertas pruebas e investigaciones para comenzar con la masificación de la vacuna. Así, calcula que va a estar disponible en unos tres años más, fecha en la que será distribuida por el Ministerio de Salud, gracias a un acuerdo que poseen con la entidad.

A nivel internacional, existen también altas posibil idades de exportarla a Europa, EE.UU. y países asiáticos como China. “Lo más probable es que si demostramos que en Chile la experiencia es exitosa, esos países estén interesados en ocupar nuestra vacuna”, apunta.

La vacuna contra el sincicial no es la única en la que están trabajando Alexis Kalergis y su equipo, quienes se han sumergido en otra investigación que pronto podría dar que hablar y que busca prevenir el metapneumovirus.

Ver nota en El Mercurio