Científicos se la ponen difícil a Piñera: ministro de Ciencia debe ser intelectual sólido, vinculado, con logros de impacto y asertivo

Para importantes investigadores persiste la incertidumbre en temas como el financiamiento, la innovación y la gobernanza. También hay debate en torno al futuro encargado de la cartera. El nuevo ministro debe reunir las virtudes de ser reconocido intelectualmente, que sepa vincularse, exhiba logros de impacto y pueda entusiasmar a la gente con la ciencia. Sebastián Piñera podría anunciar la creación del Ministerio en su cuenta pública de este viernes.

 

Varios científicos expresaron sus reservas frente al futuro Ministerio de Ciencia, que podría ser anunciado por el Presidente Sebastián Piñera en su cuenta pública de este viernes.

Tras más de cinco años de debates, esta semana una comisión mixta aprobó el proyecto en el Parlamento. El miércoles fue votado positivamente en el Senado y falta que este jueves suceda lo mismo en la Cámara de Diputados. De ser así, quedaría listo para su promulgación.

“Este no es un ministerio más, pues asume el desafío de mayor envergadura que enfrentamos por el cambio de paradigma que experimenta la humanidad en materia de la sociedad del conocimiento, la cuarta revolución industrial y la revolución de los datos, y debemos preparar a nuestro país a los desafíos del siglo XXI”, señaló este miércoles en la Cámara Alta el ministro Secretario General de la Presidencia, Gonzalo Blumel.

Sin embargo, para importantes investigadores persiste la incertidumbre en temas como el financiamiento, la innovación y la gobernanza. También hay debate en torno al futuro encargado de la cartera.

Ministerio sí, pero…

Sin duda, todos los investigadores celebran la creación de la nueva secretaría de Estado. Para Andrés Couve, director del Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica (BNI), “es un avance para todo el país” tener una entidad preocupada de ver cómo el conocimiento “se hace parte de la cultura y ayuda al desarrollo del país.

“Es muy positivo para Chile contar con un Ministerio de Ciencia. La ciencia puede contribuir al desarrollo de Chile en varios aspectos, como energía, alimentación, salud”, resaltó Alexis Kalergis, director del Instituto Milenio en Inmunología e Inmunoterapia. “Este ministerio es importante para la ciudadanía. Es muy importante que el Ejecutivo haya impulsado el proyecto”, añadió.

De la misma manera piensa Cecilia Hidalgo, Premio Nacional de Ciencias. “Siempre he estado muy de acuerdo con que necesitamos un ministerio, porque necesitamos una institucionalidad para ordenar la dispersión que hay en distintas iniciativas para apoyar la ciencia”, como Conicyt y Corfo.

Sin embargo, criticó que haya varias instituciones que quedaron fuera del ministerio y, a su juicio, deberían ser parte de él, como la Comisión Chilena de Energía Nuclear o el Instituto Antártico de Chile, y que también hacen investigación.

“De una vez por todas nos tenemos que empezar a coordinar”, sintetizó.

Couve advirtió que al ministerio “le faltan algunas cosas, como son su presupuesto, cómo se va a resolver el asunto de la innovación y una gobernanza que sea eficiente”.

Falta de financiamiento

“Hay ciertas deficiencias para su instalación. No estoy hablando del financiamiento de la ciencia, sino de ser capaces de instalar una buena oficina. Eso quedó un poco al debe”, apuntó.

“Con toda la misión que tiene por delante, el financiamiento contemplado me parece totalmente insuficiente”, coincidió Hidalgo.

“Esa es una opinión general. Todos opinamos que Chile tiene que ponerse más al día en la inversión que tiene en ciencia y tecnología. Estamos bajísimos. ¿Cómo vamos a avanzar a un país más desarrollado y agregar valor si eso requiere generar conocimiento?”, señaló.

“Los concursos están cada vez más apretados y no ha aumentado en forma significativa el financiamiento. Está quedando gente muy valiosa afuera, que estaba en el sistema y que está saliendo, y tampoco da abasto para incorporar a toda la gente joven que tiene que volver o que se ha formado en Chile”, advirtió.

Kalergis también criticó la falta de presupuesto. “Tiene que haber una señal presupuestaria que realmente le permita al ministerio impulsar políticas de desarrollo desde la ciencias y el conocimiento hacia la sociedad, y eso requiere claramente un aspecto presupuestario que no ha sido definido. Hay una inversión en torno a la implementación del proyecto, pero el crecimiento, la inversión no están contemplados”, puntualizó.

Innovación

Couve también apuntó a la “promoción de la innovación. No se solucionaron las duplicidades que existen con Corfo, ni cómo se va a vincular con el sector privado”.

“La innovación no es solo lo que contemplan los economistas, que hasta ahora ha financiado Corfo. Necesitamos innovación en otros aspectos que también son importantes, como en desarrollo social o en arquitectura y urbanismo, aspectos que no se ven con un retorno económico inmediato, pero sí tienen un impacto en el bienestar de la población”, coincidió Hidalgo. “Eso no está bien definido en el ministerio. La innovación quedó muy en el aire”, añadió.

A Couve le habría gustado un ministerio “más robusto. Esto es, un ministro, un subsecretario y una agencia. Le pone a la agencia de financiamiento una capa política, que es la subsecretaría y el ministerio, pero esta agencia como única vía de salida del ministerio. En mi opinión, debería haber tenido más de una agencia, y más agencias con un sistema de gobernanza más corporativo, más basado en consejos que en atribuciones exclusivas de un director”.

Al debe también está el tema de propiedad intelectual y transferencia, en palabras de Kalergis.

“La manera en que quedó redactada no es la más adecuada”, opinó el especialista, para quien eventualmente hace falta una segunda ley más específica en este aspecto, “para que la ciencia llegue a la sociedad. Se requieren normativas claras, que permitan que el conocimiento pueda ser transferido a la sociedad. Eso no quedó muy bien desarrollado en este proyecto. Son temáticas complejas”, racalcó.

Futuro ministro… o ministra

Otro tema es quién encabezará la nueva repartición. Para Couve, cualquier persona designada en este cargo va a tener una tarea administrativa de organización y debe estar muy al tanto de lo que está pasando hoy en la ciencia en Chile, conocer las ineficiencias que existen en organismos como Conicyt y ser capaz de mejorar eso. “Una tarea difícil, que no se ha hecho hasta ahora”, enfatiza.

“Va a tener una tarea súper política, de tener que vincularse con muchos actores dentro del Gobierno, inspirar al mismo Gobierno a que se involucre de manera entusiasta en eso, para tomar las medidas que fortalezcan la ciencia en el futuro, y luego entusiasmar al resto de la sociedad”, sostuvo.

“Sería interesante ver el aspecto de género”, señaló Kalergis. “El ministro o ministra tiene que tener reconocimiento por la comunidad científica, una figura reconocida, pero también capaz de vincularse efectivamente. También una historia de logros en torno a impacto público de la ciencia, pero también privado”, dijo.

“El sector público y privado son ámbitos donde el ministro o ministra tienen que ser capaz de trabajar de manera efectiva. No puede ser solo un científico, debe tener cierto nivel de vinculación y cercanía con el sector político –Legislativo y Ejecutivo–, pero también el sector privado. No son características triviales, porque requieren demostrar logros concretos”, precisó.

“Ojalá el nuevo ministro sea alguien que se mueva bien en el ámbito político y que tenga conocimiento científico, sea joven y tenga energía”, concluyó Hidalgo.

Ver nota en Diario El Mostrador