Chileno de 50 años se salvó del cáncer gracias a novedoso tratamiento de “reeducación” de células

Jaime Lagos logró detener la metástasis y eliminar los tumores que estaban repartidos por su cuerpo.

Un equipo de investigadores liderados por el doctor en Inmunología Flavio Salazar, creó un tratamiento para el cáncer que consiste en reeducar las células para que vuelvan a cumplir la función que perdieron: comerse a aquellas que son cancerígenas.

Según explicó Salazar a LUN, el sistema inmune está formado por los glóbulos blancos, que son varios tipos de células, entre ellas los monocitos, que son capaces de “comerse” todo lo malo que está en el cuerpo. Sin embargo, una de las razones por la que esta respuesta empieza a fallar es que con el cáncer las células, constantemente, están activando y desactivando esta función, lo que genera un estrés y finalmente no saben qué hacer.

Lo que hace el tratamiento para que cierta cantidad de monocitos vuelva a comerse a las células tumorales, entonces, es enseñarles a que vuelvan a cumplir su función.

Sin embargo, aclara y enfatiza en que “esto no es la cura contra el cáncer, es una terapia que tiene resultados en un cierto número de personas”.

Jaime Lagos, de 50 años, a quien le diagnosticaron cáncer tipo melanoma en etapa de metástasis fase IV, y quien tenía un pronóstico de sobrevidad de seis meses, se sometió al tratamiento de inmunología, con el que logró detener la metástasis y eliminar los tumores que estaban repartidos por su estómago, piernas, brazos y más de la mitad de su cuerpo.

El tratamiento, contó Lagos a LUN, se realizó durante marco y junio de 2010. “Y funcionó. Primero me dijeron que la metástasis se había reducido y luego, en septiembre, el scanner arrojó que no existía ninguna metástasis detectable. Todo había desaparecido, no había más tumores. Seguí con controles cada seis meses hasta el 2014 y desde esa fecha que me controlo una vez al año. Estoy sano, al menos de cáncer. Aunque no canto victoria”, sostuvo.

Según detalla Salazar, el tratamiento se ha aplicado a 350 pacientes con melanoma en fase avanzada, a 50 hombres con cáncer a la próstata y este 2018 comenzarán con las investigaciones para el cáncer de vesícula biliar.

“De ese total, el 60 por ciento ha mostrado una respuesta inmune positiva, lo que significa que la sobrevida de aquellos con melanoma avanzado aumentó de 10 a 36 meses. Además, tenemos unos 30 pacientes que no han tenido recaída en cinco años”, explicó Salazar.

 

Ver la nota en Ahora Noticias